miércoles, 7 de septiembre de 2011

TDA EN ADULTOS

¿Usted actualmente sufre del TDA en adultos? Inquietarse, interrumpir conversaciones, perder cosas, y perder el hilo de lo que estaba pensando, son cosas que a la mayoría de las personas les sucede de vez en cuando. Sin embargo, un historial extenso o persistente de comportamiento inquieto, impulsivo o hiperactivo puede ser una señal del TDA en Adultos. Esta afirmación se refuerza si estos comportamientos han persistido desde la niñez y han le han causado problemas en el trabajo, en la casa o en situaciones de carácter social. Investigaciones recientes sugieren que el TDAH en Adultos es sub-diagnosticado y sub tratado. Muchos adultos sufren innecesariamente y luchan todas sus vidas sin el apoyo y la atención que necesitan. Se estima que el TDAH afecta alrededor de 4% a 5% de la población, o a más de 9 millones de adultos. Tan sólo una pequeña fracción de dichos adultos encuentra ayuda profesional. Sin guía, muchos se auto medican con cafeína, nicotina, e inclusive con sustancias ilícitas tales como la cocaína o la metanfetamina, tan sólo para controlar sus síntomas y lograr un estado de normalidad. Si usted experimenta cualquiera de estos comportamientos, usted puede ser una de las millones de personas que padecen de Trastorno por Déficit de Atención o TDA. Hágase las siguientes preguntas: ¿Tiene problemas para concentrarse o enfocar su atención en una sola cosa? ¿Con frecuencia comienza varios proyectos al mismo tiempo, pero rara vez los termina? ¿Le resulta difícil mantenerse organizado? ¿Posterga proyectos que requieren mucha atención o concentración continua? ¿Le resulta difícil recordar citas u obligaciones? ¿Le resulta difícil quedarse sentado en reuniones y en otras actividades? ¿Es usted intranquilo o inquieto? ¿Con frecuencia extravía o desubica cosas? Si su respuesta fue “si” a todas o a la mayoría de estas preguntas, por favor contáctenos a fin de ayudarle con un plan que mejorará su vida. Nosotros le explicaremos todas sus opciones, nuestro enfoque de tratamiento y cómo programar una cita de evaluación completa a fin de poder determinar si usted padece o no del TDA/TDAH. ¿Le preocupa que su hijo pueda padecer de TDA/TDAH? Si su hijo está experimentando problemas en la escuela, en casa o en eventos sociales, a usted le puede preocupar la posibilidad de que padezca del TDAH. Si esta enfermedad no se trata, puede tener un impacto negativo significativo en el futuro de su hijo, afectando su desempeño escolar, sus relaciones sociales, su salud y su autoestima. La buena noticia es que gracias a los recientes avances en el tratamiento y soporte del TDAH, ahora usted puede hacer algo al respecto. En los Centros del TDAH para la Salud y el Bienestar, nos enfocamos únicamente en tratar y ayudar a aquellos que padecen del TDAH, a fin de que puedan alcanzar su máximo potencial. El tratamiento exitoso no se trata de cambiar a su hijo; se trata de darle el mejor apoyo, la guía y las herramientas que necesita para alcanzar el éxito. Utilizando nuestro enfoque nuevo e integrador, reunimos a varios especialistas en el tratamiento del TDAH: médicos, psicólogos, asesores, y personal de servicios de apoyo que trabajan con usted y con su familia como parte de una solución integral para lograr resultados exitosos. Aún cuando la mayoría de las personas saben del TDA o del TDAH, a veces éstas pueden causar temor innecesario o incomprensión. En los Centros del TDAH para la Salud y el Bienestar, nuestro objetivo es ayudar a educar e informar a las familias acerca del TDA/TDAH, además de proveerles con estrategias para el tratamiento exitoso de dichas condiciones. ¿Qué es TDA/TDAH? Las siglas TDAH significan Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad. La mayoría de los niños que padecen del TDAH muestran señales de hiperactividad e inatención, mientras que otros sólo muestran señales de problemas de atención. A los inatentos a veces se les refiere como niños que padecen del Trastorno por Déficit de Atención (TDA). Sin embargo, el TDA es un tipo del TDAH. ¿Cuáles son los síntomas del TDAH? El indicador primario del TDAH incluye inatención y/o hiperactividad impulsiva que no concuerda con la edad del niño. No obstante, es importante tomar en cuenta que para obtener un diagnóstico exacto, es esencial que se realice un historial médico minucioso y exhaustivo que incluya exámenes neurosicológicos en conjunto con una evaluación médica. Los exámenes neurosicológicos ayudan a evaluar objetivamente tanto el nivel de atención, como otros aspectos del aprendizaje tales como la memoria, la lectura y las habilidades de lenguaje auditivo. Curiosamente, los padres de niños que padecen del TDAH, con frecuencia se percatan de la presencia de tendencias que apuntan en dirección de la hiperactividad e impulsividad, incluso a edades tempranas. Es común que los niños hiperactivos menores de 7 años que padecen del TDAH, muestren señales de un comportamiento hiperactivo consistente. Las madres de niños que padecen del TDAH a veces incluso recuerdan que su bebe era inusualmente activo en el vientre, mientras que muchos padres con frecuencia describen a sus hijos como quisquillosos y difíciles de controlar cuando eran bebes. Tipos del TDAH Según el Manual Diagnóstico y Estadístico de Desórdenes Mentales (DSM-IV-TR), actualmente existen tres tipos diferentes de Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad: Tipo predominantemente inatento: Comúnmente llamado Trastorno por Déficit de Atención o TDA, este subtipo involucra falta de atención y concentración, así como también un comportamiento de distracción. Los niños que padecen de este subtipo no son excesivamente activos y tampoco interrumpen las clases; más bien ellos típicamente no completan sus tareas, se distraen con facilidad, cometen errores imprudentes y evitan actividades que requieren de trabajo mental continuo y de mucha concentración. Y como no interrumpen, es más probable que dichos síntomas se pasen por alto. A estos niños con frecuencia se les malinterpreta como perezosos, desmotivados e irresponsables. Ellos representan aproximadamente el 30% de todos los individuos que padecen del TDAH. Tipo predominantemente hiperactivo-impulsivo: Los niños son hiperactivos e impulsivos pero usualmente no tienen problemas en prestar atención. Ellos representan aproximadamente el 10% al 20% de los individuos que padecen del TDAH. Tipo Combinado: Es el tipo más común e incluye todo los síntomas del TDAH, tales como inatención, distracción, hiperactividad e impulsividad. Ellos representan aproximadamente de 50% al 60% de los individuos que padecen del TDAH. Mitos y Hechos acerca del TDA/TDAH Existen muchos conceptos erróneos con respecto al Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad las cuales son importantes tomar en consideración. Mito: “El TDA es sobre diagnósticado” Hecho: Según estudios recientes, el TDA/TDAH en realidad es sub diagnosticado. En un artículo publicado en el Journal od the American Academy of Child & Adolescent Psychiatry (Revista de la Academia Americana de siquiatría Infantil y Adolescente), el Dr. Richard D. Todd, Ph.D., M.D., reportó los resultados iniciales de estudios en una población de gemelos que sugieren que “el TDAH es sub diagnósticado, tiene mecanismos complejos de morbilidad asociada y es genéticamente homogéneo”. Mito: “La mala crianza de los hijos es la causa del TDAH.” Realidad: El TDAH no es causado por la mala crianza de los hijos. No obstante, las investigaciones han demostrado en repetidas ocasiones que el TDAH es hereditario, lo cuál puede ser la causa de este concepto erróneo. Recientemente, datos publicados en el Pedriatic Annals (Anales de Pediatría) indican que el hijo de un adulto que padece del TDAH tiene aproximadamente 25% de probabilidad de padecer del TDAH. También existen indicios de que el TDAH que persiste en la adultez es altamente más genético que cuando éste se atenúa en la niñez. Un conjunto de estudios han concluido que la herencia es la causa de la mayoría de los comportamientos con características del TDAH presentados en los niños. Mito: “El TDAH afecta a los hombres más que a las mujeres.” Hecho: En los niños, la proporción es de 4 a 1, ya que las niñas con generalmente son sub diagnósticadas. En adultos, casi la misma cantidad de mujeres y hombres buscan ayuda médica para el TDAH. En los niños, las mujeres pueden presentar síntomas del TDAH en maneras menos obvias tales como hablar rápida o excesivamente. Mito: “El se concentra en juegos de videos por horas. El no puede tener TDAH.” Hecho: A veces las personas que padecen del TDAH tienen la tendencia de enfocarse excesivamente. Es decir, se enfocan en una sola cosa e ignoran todo lo demás que está a su alrededor. Esto le puede parecer contradictorio a muchos padres y a aquellos que conocen a alguien que padece del TDAH. Mito: “El TDAH no es una condición médica.” Hecho: El TDAH es una condición médica vinculada a diferencias químicas en el cerebro. Es oficialmente reconocida por los principales expertos médicos e instituciones tales como el U.S. Surgeon General, el American Psychiatric Association (la Asociación Siquiátrica Americana), entre otros. Tiene un hijo que está luchando contra TDA/TDAH? Como padre de un hijo que padece del TDA/TDAH, usted probablemente esta familiarizado con lo difícil que es atender las necesidades de su hijo. Nuestro deseo de darle a nuestros hijos lo mejor es natural; es el resultado de nuestra disposición de proteger y de velar por nuestros seres queridos. Sin embargo, es por esta misma razón que nuestra lucha contra el Trastorno por Déficit de Atención puede ser tan frustrante. Resulta difícil saber que hacer, cómo hacerlo o incluso por donde empezar. El hecho es que resulta muy fácil sentirse abrumado a causa del TDA/TDAH. No sólo es una enfermedad seria que abarca distintas dimensiones, sino que sólo el hecho de ser diagnosticado puede ser el primer paso de una larga lista de requisitos para lograr un tratamiento exitoso. Su tiempo y su energía se van a agotando a causa de las citas médicas, las citas de terapia, las reuniones con maestros y consejeros, el estrés dentro de la familia, etc. A pesar de la oleada de actividades y responsabilidades, resulta muy fácil sentirse solo. Conversando con los padres, nos hemos percatado de que tanto los niños como las familias no están recibiendo el apoyo que necesitan. Si su hijo actualmente está siendo tratado por el Trastorno por Déficit de Atención, hágase las siguientes preguntas: ¿Siente usted que su hijo está recibiendo el mejor tratamiento? ¿Está obteniendo los resultados que deseaba? ¿Siente que tanto usted como su familia están recibiendo la atención y el apoyo que se merecen? Revise su sintomatología, recuerde que no solo los niños padecen de TDA, así mismo se requiere una evaluación completa tanto médica como psicologica para determinar un diagnostico, en el Concenso Latinoamericano de TDA se determino que el medico tratante de este tipo de trastorno, es exactamente el que tenga las bases para manejarlo, aunque casí siempre el trabajo debe ser "MULTI DISCIPLINARIO E INTEGRAL". (información extraída de los centros de manejo de TDA con liga agregada)

No hay comentarios:

Publicar un comentario